X
Uncategorized

David Beriain en Cooltural Plans

mayo 23, 2017 0

 

Al verle le pregunto si puedo hacerme una foto con él. Mi otra mitad cooltural alucina. No suelo hacer pasar a los invitados por el momento groupie. Todo tiene una explicación. Acabo de terminar de ver el capitulo de Clandestino sobre las maras de El Salvador (en DMAX) y sigo bajo la impresión.

La gente va llegando a Cenital y deja atrás el estrés y las prisas con un gintonic bien servido. Unos y otros comentan lo que saben sobre el invitado. Los que han visto alguno de sus documentales comparten adjetivo: alucinante.

David Beriain (Artajona, 1977), periodista especializado en conflictos armados, fue en 2008 el primer reportero español en entrevistar a los talibanes en territorio afgano. Corresponsal de guerra durante nueve años (Irak, Afganistan…), es también uno de los pocos reporteros que se ha adentrado en los campamentos de las FARC. Sus reportajes en lugares como Darfur, Colombia, Congo o Libia le han valido numerosos reconocimientos como el premio José Manuel Porquet de periodismo digital. Ha sido finalista en los Bayeux-Calvados, los galardones más importantes del mundo para reporteros de guerra y hasta se ha hecho un hueco como seleccionado en los premios Goya con el corto documental ‘Percebeiros’. Hay personas que están mejor configuradas para la épica, David es una de ellas.

De su productora, 93 metros, nace ‘Clandestino’. Una serie de documentales de la cadena Discovery MAX en las que el reportero plasma su manera de concebir el mundo y el periodismo. Poniéndose en la piel del otro. Y eso no es fácil cuando esa piel es la de narcos, guerrilleros o sicarios.

A menudo la gente le recuerda como el periodista que se infiltró en Sinaloa. Y eso que no se cansa de aclarar que él nunca se ha infiltrado en el Cartel de Sinaloa. Que si lo hubiera hecho ahora, seguramente, estaría muerto. No engaña en ningún momento a sus entrevistados. No hay cámaras ocultas. Ni trampa ni cartón. Hace la historia como si fuera a volver al lugar el día en que la emiten. La sinceridad es su seguro de vida.

Aun así… todo el mundo quiere saber qué le lleva a jugarse la vida ante gente que mata sin pestañear, cuando posiblemente su share nunca va a ser ni la tercera parte que el de Sálvame Deluxe. “Yo soy un curioso de la naturaleza humana. No soy ningún yonki de la adrenalina. Los cowboys no duran. Cada vez que tengo ocasión digo que no es una cuestión de güevos. Esta profesión no va de ti. Va del otro. El periodismo es la religión del otro”.

Nos cuenta que perdió la capacidad de juzgar cuando entró por primera vez en la guerrilla en las FARC (entonces era una guerra abierta liderada por Uribe que buscaba el exterminio de la guerrilla por los medios militares). Tardó tres meses en entrar en los campamentos. Una guerrillera, Marta, le contó su historia. Cuando tenía 10 años vivía en un pueblo dominado por la guerrilla. Un día vinieron los paramilitares a intentar matar a guerrilleros. Los guerrilleros se retiraron para intentar hacer una emboscada y como no encontraron a nadie se frustraron y la tomaron con la población civil. Un señor con una motosierra entró en su casa y descuartizo vivo a su padre delante de ella. Luego tiro los pedazos del cuerpo al río Magdalena para que se lo comieran los peces. Sin otorgarles siquiera el derecho al duelo.

“Cuando volví a España me hicieron un montón de entrevistas. Cuando me preguntaban si estos tipos eran terroristas yo nunca contesté no porque no tuviera opinión. No respondí porque no tengo lo que hay que tener para decirle a Marta lo que es o lo que no es. No puedo menos que ponerme en su piel y pensar en lo que yo haría si a mi padre le hubiera pasado eso. Eso es ‘Clandestino’. Es ese esfuerzo por ponerse en la piel de la otra persona. Aunque luego te inhabilite para juzgar”.

¿Por qué accede un narco a que le graben? – le preguntan-. “Cada persona tiene una razón para hablar. No hay recetas mágicas. Todos tenemos una necesidad de contar (de contarnos).  Y de que nos cuenten. Mi trabajo es buscar dentro de mi experiencia vital qué cosas me han pasado que me pueden conectar con la experiencia vital de esta persona. Para entender quienes son”. Cuando hizo la historia del Cartel de Sinaloa habían capturado al Chapo Guzmán, gente dentro del cartel quería mostrar que seguían operativos. “Porque en el mundo que viven ellos mostrar debilidad es una invitación a que te maten y te quiten la plaza”.

“Hay que entender quienes son ellos” – continua diciendo- .” Los narcos del cartel de Sinaloa vienen de la sierra de Sinaloa. Lugar dejado de la mano de Dios. De los gobiernos. Cuando el estado no se hace presente ordenando, proveyendo justicia, servicios… cosas básicas, la gente busca la forma de ordenarse. Esta gente que nace en estos sitios que nadie sabe que existen tiene esa pulsión de querer llegar a ser alguien en la vida. No es solo el dinero. Es quiero ser recordado. Quiero ser leyenda. Sino cómo se explica la entrevista de Sean Penn al Chapo Guzman. Incluso hay un género musical: narcocorrido. Ellos a veces pagan para que les hagan canciones”.

No de todo lo que ha visto puede hacer bromas. Niños de once años convertidos en asesinos a sueldo por treinta y cinco euros. Y todo tipo de atrocidades cometidas por personas que han nacido en lugares donde la única ley es la oferta y la demanda en su versión más cruel y extrema. Sin embargo a la hora de editar las historias, la crudeza extrema distrae, nos cuenta. “Yo lo que tengo que hacer es que la gente entienda la historia. No que la gente se horrorice. Tampoco está en mi ánimo dulcificar la realidad pero muchas veces lo que tienes que hacer es ver cómo va a jugar eso en el todo. Son decisiones que te ayudan a explicar la historia mejor. No caer en el morbo por el morbo. Sensacionalismo por el sensacionalismo. Que es una barrera muy fina cuando trabajamos en lo que trabajamos nosotros”.

Agradece a Discovery Chanel que les haya dado tiempo, recursos y libertad para hacer ‘Clandestino’. Nosotros agradecemos de corazón el tiempo que nos dedicó y las cosas que compartió con nosotros. Pues todos salimos de alguna forma transformados por sus vivencias, y entendiendo mejor esos grises de la realidad en la que los buenos periodistas se mueven tan bien. ‘Clandestino’ es un testimonio -hoy en día- excepcional, y ver los documentales de Beriain te cambiará como nos cambió en Cooltural Plans la tarde que pasamos con él.   


Agradecimientos especiales a Santamanía Gin ( ¡Cómo disfrutamos sus Gintonics), a Auara (el agua con valores),  a Plató cenital y a Discovery Channel.

 

0

There are 0 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas